Las propiedades alimenticias y medicinales de la flor de jamaica la hacen aceptable en muchos lugares del mundo sin importar su clima, se toma como agua fresca o como té.
La jamaica es antiparasitaria, diurética y ligeramente laxante. Ayuda al proceso digestivo y renal, es útil para bajar de peso y para controlar el grado de colesterol.
Estudios recientes han evidenciado que la reducción del colesterol total sérico y del colesterol de baja densidad (colesterol malo) con medicamentos disminuye la incidencia de enfermedad coronaria en 19%.


Al final de este estudio se observó la disminución de colesterol total de 35% con aumento de colesterol de alta densidad y disminución de triglicéridos.
Diversos medicamentos se han empleado para el tratamiento de la hipercolesterolemia, sin embargo, en la mayoría de ellos su acción suele ser discreta, el costo del medicamento en si los hace poco accesibles, además los efectos colaterales son significativos en ocasiones, la disminución de peso corporal y ejercicio son componentes esenciales en el manejo de la hipercolesterolemia.
Como resultado adicional, en este estudio se observó una disminución de peso de 1 a 4 kg en el grupo experimental sin dietas ni ejercicios.
La eficacia de una sustancia natural como lo es la jamaica libre de efectos secundarios fue demostrada en este estudio, además por el costo es muy accesible a grandes grupos poblacionales.