Las cifras de 2006 señalan que los casos de clamidia, así como los de gonorrea y sífilis, continuaron aumentando en los EEUU por segundo año consecutivo, según un informe reciente de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention (CDC).
Los 1,030,911 casos nuevos de 2006 de clamidia, que puede causar enfermedad pélvica inflamatoria en las mujeres, así como infertilidad, marca “una cantidad sin precedentes” de la enfermedad en los EEUU, aseguró el Dr. John M. Douglas Jr., director de la división de prevención de enfermedades de transmisión sexual del Centro nacional de prevención del VIH/SIDA, la hepatitis viral, las ETS y la tuberculosis de los CDC.

Ahora, los CDC calculan que hay 19 millones de casos nuevos de ETA diagnosticados en los EEUU cada año. Casi la mitad tiene lugar en personas entre los quince y los 24 años y se calcula que el costo para el sistema de atención de la salud alcanza unos $14.7 mil millones anuales.
“Las ETS representan una amenaza grave y continua para millones de estadounidenses”, aseguró Douglas en una teleconferencia el martes pasado.
“Las mujeres jóvenes, las poblaciones de grupos étnicos y raciales y los hombres que tienen relaciones sexuales homosexuales resultan particularmente afectados por estas enfermedades”, según Douglas. “Las ETS pueden tener consecuencias graves para la salud, sobre todo si no se diagnostican y no se tratan”.
Para las mujeres, la clamidia y la gonorrea pueden conducir a enfermedad pélvica inflamatoria y a infertilidad. Douglas agregó que la sífilis puede causar daño neurálgico e infecciones fatales en los bebés. Además, estas tres enfermedades aumentan el riesgo de desarrollar y contagiar el VIH, el virus que causa el SIDA, señaló.
Ésta es una epidemia oculta que la mayoría no conoce, cuántas ETS hay, el riesgo al que se enfrentan, la necesidad de pruebas regulares y tratamiento, y de hacer que sus parejas lo reciban”, aseguró durante la teleconferencia el Dr. Stuart Berman, jefe de la rama de epidemiología y vigilancia de la división de prevención de ETS de los CDC.
“Nos gustaría ver el descenso de esos índices”, agregó Berman. “El hecho de que no estén cayendo asegura que debería haber mayor concienciación por parte del público y que quizá tanto el público como sus proveedores deberían prestar un poco más de atención.
Los datos aparecen en el nuevo informe de los CDC, Trends in Reportable Sexually Transmitted Diseases in the United States, 2006 (Tendencias sobre las enfermedades de transmisión sexual sobre las que hay informes, 2006).
La clamidia es la enfermedad infecciosa más común sobre la que hay informes en los EEUU, según el informe, con más de un millón de casos reportados en 2006. En 2006, el índice nacional de clamidia sobre el que se informó fue de 347.8 casos por cada 100,000 personas. Eso constituye un aumento de 5.6 por ciento desde 2005, según los funcionarios.
Las mujeres jóvenes entre los quince y los 19 tuvieron los índices más altos de clamidia, según Douglas. “Los CDC recomiendan que toda mujer menor de 26 sea evaluada anualmente por clamidia”, agregó.
Este aumento parece deberse más a la evaluación y al uso de pruebas más sensibles. Aún así, Douglas anotó que los CDC no descartan un verdadero aumento en las infecciones.
Terra