Quizás muy pronto los viajes al dentista serán menos traumáticos gracias a un nuevo anestésico producido a partir de la sustancia química que hace al chile (o ají) picante.
Los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard afirman que el fármaco bloquea totalmente el dolor sin entumecer o paralizar al individuo.


En teoría, esto significa que una mujer que está dando a luz podrá tener una inyección epidural sin perder el movimiento de las piernas o la sensación del nacimiento del bebé.
Los anestésicos locales convencionales afectan a todas las células nerviosas, lo que genera parálisis y entumecimiento.
Pero los científicos estadounidenses lograron seleccionar y bloquear efectivamente las células nerviosas receptoras de dolor, sin interferir con otro tipo de neuronas.
La sustancia clave es la capsaicina, el compuesto químico que hace a los chiles picantes.
Todavía falta probar el fármaco en humanos pero según el experto, el avance es potencialmente muy importante.
“La capsaicina ya se utiliza como anestesia tópica, sobre la piel”, dijo a BBC Ciencia la doctora Noemí Rosenfeld, Presidenta de la Sociedad Argentina para el Estudio del Dolor.
“Hasta ahora no se ha inyectado en el ser humano, así que esta investigación podría ser un avance enorme”, afirma la experta.
BBC