Las enfermedades cardiovasculares y apoplejías son la primera causa de muerte entre las mujeres de todo el mundo. Se podrían reducir a la mitad con estilos de vida sanos, según la Federación Mundial del Corazón (FMC).
Ese tipo de patologías producen juntas más muertes que todos los tipos de cáncer, el virus del SIDA, la malaria y la tuberculosis juntos, afirmó la presidenta del Comité Asesor de la FMC, Sania Nishtar, en un comunicado de prensa.
Por esa razón, la FMC anima a las mujeres de todo el mundo a que aprendan a cuidar sus corazones, para lo que ha diseñado la campaña internacional “Go Red For Women” (De rojo por la mujer).


Para reducir esos riesgos, la organización, que agrupa 186 sociedades de cardiología de un centenar de países, recomienda hacer un mínimo de treinta minutos de ejercicio diario.
Propone además adoptar una dieta equilibrada, que al menos incluya cinco piezas de fruta y hortalizas cada día, beber mucha agua (entre seis y ocho vasos diarios), vigilar la presión arterial, la glucosa y el colesterol y, por tanto, evitar comidas ricas en grasas saturadas.
¡Deje de fumar!
Otras recomendaciones son reducir el consumo de sal, dejar de fumar y mantener un peso equilibrado, tarea para la que propone ingerir cada día entre 200 y 300 calorías menos de las habituales.
La consejera delegada de la Federación Mundial del Corazón, Janet Voute, aseguró, que con un estilo de vida más saludable se pueden reducir a la mitad el número de futuros casos de muerte e invalidez a causa de enfermedades cardiovasculares.