La ira puede afectar la función pulmonar, según indica un estudio de la Escuela Médica de Harvard, en Estados Unidos.
El equipo de científicos hizo una investigación basada en 670 veteranos militares y encontró que la función pulmonar en aquellos con altos niveles de hostilidad era más pobre, comparada con las personas clasificadas como más felices del mismo grupo.


También descubrieron que la capacidad pulmonar se reducía más rápidamente en los hombres más irascibles.
El estudio publicado en la revista Thorax afirmó que los resultados de la investigación podrían contribuir al desarrollo de nuevos métodos de detección y estrategias de prevención de las enfermedades pulmonares.
El estudio fue realizado en veteranos militares de entre 45 y 86 años.
En 1986, estos fueron sometidos a una serie de cuestionarios para evaluar sus niveles de hostilidad y su estado emocional a largo plazo. BBC Mundo