Consumir demasiados chicles y caramelos “sin azúcar” puede producir pérdida de peso severa y problemas intestinales, como diarrea crónica, según un estudio elaborado por investigadores alemanes. La causa es el sorbitol, un edulcorante sustitutivo del azúcar utilizado en los productos “sin azúcar”.
Según publica la revista British Medical Journal (BMJ), un equipo de investigadores en Alemania realizó este descubrimiento después de examinar a dos pacientes que sufrían diarrea crónica, dolor abdominal y pérdida de peso severa, y que consumían grandes cantidades de chicles que contenían sorbitol.


El sorbitol, conocido también como E420, es una sustancia que es mal absorbida por el intestino y que tiene efectos laxantes.
Representantes de la industria alimentaria afirmaron que el sorbitol es un producto seguro y que las cajas de los productos llevan advertencias sobre las consecuencias de su consumo excesivo.
Según los investigadores de la Universidad Caridad de Berlín, muchos consumidores no relacionan el consumo de sorbitol con los problemas intestinales.
“Estos casos demuestran que el consumo de sorbitol puede provocar, no sólo diarrea crónica y problemas de funcionamiento intestinal, sino también pérdida de peso involuntaria”, explicaron los responsables del estudio.
Un portavoz de la compañía Wrigley, responsable de la fabricación de diversas marcas de chicles “sin azúcar”, aseguró que el sorbitol es un producto seguro y que la cajas llevan advertencias sobre las consecuencias de su consumo excesivo. BBC