Además de sus propiedades antioxidantes, de reducir el riesgo de enfermedades cardíacas o de proteger frente al cáncer, la soja o soya tiene la capacidad de reducir el colesterol, según un estudio publicado hoy.
Científicos de todo el mundo reunidos desde hoy y hasta el próximo miércoles en Chicago anunciaron que consumir dos raciones diarias de proteína de soja cruda reduce los niveles de colesterol hasta un nueve por ciento.
El tofu o la leche de soja son algunos de los alimentos que los participantes del Sexto Simposio Internacional sobre Soja y Prevención de Enfermedades Crónicas recomiendan incluir en la dieta.


No valen, sin embargo, ni las magdalenas, cereales o barritas enriquecidas con soja, ya que al hornear la proteína a altas temperaturas el beneficio se pierde.
Sí vale, en cambio, cocinar el tofu, del que se recomienda tomar unos 60 gramos al día, pues las proteínas están ya estabilizadas en el producto.
Si se prefiere la leche, explica el autor del estudio, James Anderson, se deben beber unos 350 centilitros al día.
La soja en fruto seco, espolvoreada en comidas y batidos o el edamame, un grano crudo de soja típico de Japón, son otras de las alternativas que propone Anderson para favorecerse de esta propiedad de la soja. EFE