Autoridades de salud de México y Estados Unidos aprobaron el uso del clorhidrato de palonsetrón inyectable
Único antagonista de los receptores 5-HT3 que tiene indicación específica para la náusea y vómito tardíos, mismo que ha sido eficaz en regímenes quimioterapéuticos de dosis múltiples.
De acuerdo a información de un reconocido laboratorio, el fármaco cubre la necesidad de una nueva terapia eficaz con duración prolongada hasta por cinco días para las náuseas y vómitos inmediatos y/o tardíos en quimioterapia.


Con sólo una aplicación 30 minutos antes de la quimioterapia, se obtiene el nivel más alto de protección del paciente contra náusea y vómito inmediatos y tardíos, se detalla.
Según estudios, el clorhidrato de palonsetrón, molécula del laboratorio, brinda fuerte y prolongada prevención de náusea y vómito con una sola aplicación intravenosa, lo que lo hace único en su tipo, y tiene gran eficacia y seguridad para prevenir los efectos adversos en cursos iniciales y repetidos de quimioterapia.
Además, se explica, uno de los aspectos fundamentales para los pacientes con cáncer es el apego a tratamiento, propósito al que el nuevo medicamento -que ya está disponible en México- favorece, toda vez que se administra sólo en el primer día y no requiere dosis de seguimiento del antagonista de los receptores 5-HT3.
El control efectivo y duradero del vómito y la náusea inducidos por agentes citotóxicos es un aspecto importante del tratamiento antineoplásico, que por su intensidad frecuentemente limita la utilización de agentes efectivos, pero muy emetogénicos.
Incluso, la náusea y el vómito son de los efectos secundarios que más inquietan a un paciente con cáncer y su incidencia podría estar subestimada por médicos y enfermeras.
Ante ello, su prevención es vital en el manejo de los pacientes oncológicos, ya que pueden dar lugar a trastornos serios y graves que modificarían el curso de la enfermedad o la vida del paciente mismo. esmas.com