Según el Dr. Ken Nagao, del Hospital Universitario Surugadai Nihon de Tokio, practicar masajes cardiacos es igual o mejor que la respiración boca a boca y, de hecho, este último método resta tiempo a masajes cardiacos vitales.
Además, quienes de desmayan por problemas cardiacos en vez de pulmonares suelen tener suficiente oxígeno en el cuerpo sin necesitar ayuda.


Los estudios muestran que menos de un tercio de las personas que se sufren un colapso en la calle es auxiliada por transeúntes.
Una de las causas de esta actitud, según el informe, es que a la gente le produce asco practicar la respiración boca a boca.
Sin embargo Colin Elding, del British Heart Foundation, afirmó que esta práctica no debería desaparecer.
El experto añadió que “si quien rescata no quiere o no puede practicar el boca a boca, sólo deberían de practicar masajes cardiacos y estos deberían de ser continuos a un ritmo de 100 veces por minuto”. BBC