Tomar el sol durante veinte minutos puede ser el mejor método de evitar las gripas o resfriados, según un estudio científico que demuestra que es la vitamina D la que mejor protege contra los virus que causan esas dolencias y no la C como se tenia pensado.
La vitamina D, sintetizada por la acción de la luz solar, estimula “la inmunidad natural” activando péptidos en el cuerpo que atacan las bacterias y los virus, revela la investigación, llevada a cabo por científicos estadounidenses y de la que se hace eco hoy el diario británico “The Independent”


Tradicionalmente se aconsejaba tomar vitamina C al primer síntoma de un resfriado, pero, según el estudio, podemos haber estado usando la vitamina equivocada.
La vitamina D ha sido descrita como “la vitamina milagro” por los científicos después de que las investigaciones de los últimos años hayan descubierto que una dosis diaria puede reducir en un cincuenta por ciento el riesgo de cáncer de mama y de colon.
Los investigadores han demostrado que juega un papel vital en las dolencias de corazón, la diabetes y los problemas óseos, entre otras dolencias, según el rotativo.