No todo parece ser perjudicial con los videojuegos. Al menos los que involucran mucha acción, como los de disparos en primera persona (FPS, por sus siglas en inglés), pueden mejorar la capacidad de visión en la vida real, afirma un estudio.
Según la investigación publicada en Nature Neuroscience , este tipo de juegos parecen aumentar la capacidad de discernir ligeras diferencias en los tonos de gris.


Éste es un aspecto del sistema visual humano que -se pensaba- era fijo y no podía mejorar, explican los científicos de la Universidad de Rochester en Estados Unidos.
Según los expertos, la llamada “sensibilidad al contraste visual” es importante porque nos ayuda en situaciones como conducir de noche o en condiciones de baja visibilidad.
En el estudio, los videojugadores de FPS más experimentados se mostraron un 58% más eficientes al percibir las sutiles diferencias de contraste, dice la doctora Daphne Bavelier, profesora de ciencias cognitivas y del cerebro que dirigió la investigación.
“Normalmente, mejorar la sensibilidad al contraste significa tener que usar lentes o someterse a cirugía visual para cambiar la óptica del ojo”, afirma Bavelier.
“Pero descubrimos que los juegos de acción entrenan al cerebro para procesar la información visual existente de manera más eficiente, y la mejora puede durar meses después de dejar de jugar”, agrega.
Los investigadores creen que un videojuego podría ser una estrategia de entrenamiento para mejorar la visión.
Via: BBC