La escalada ha dejado de ser patrimonio de montañeros y montañas, para pasar a ser uno de los deportes de moda entre los más urbanitas. Los rocódromos indoor se están convirtiendo en una alternativa a los clubes de fitness y, si están dentro de éstos, en una de las actividades más solicitadas por los socios.
Sin necesidad de salir al campo, sin tener que invertir en material, sin exponerse a ningún tipo de riesgo y sin ningún requerimiento físico previo, cualquiera puede aprender a escalar a la vez que entrena y combate el estrés. Aunque salir a la montaña es el objetivo final de cualquier escalador, también son muchos los que se plantean el rocódromo como una alternativa al gimnasio y solamente practican la escalada indoor.
Ahora hay una versión para hacerlo sobre agua, eliminando así el uso de equipo especial como arneses y zapatos.
La empresa AquaClimb ha hecho dos versiones, una pequeña que puede ser montada fácilmente en pequeñas albercas y otra profesional mas grande para clubs deportivos.
Aqua Climb


Aqua Climb