Una cama fabricada con sensores podría convertirse en la mejor enfermera nocturna de los pacientes con problemas cardíacos. También se espera que un sistema similar se implemente en prendas de vestir, pues mecanismos de ese tipo podrían reducir las necesidades de emergencias hospitalarias.
El proyecto será patrocinado por la Unión Europea y está liderado por el fabricante de electrodomésticos Phillips.


Un grupo de cardiólogos del Reino Unido está ayudando a desarrollar los aparatos que, dice, serán la clave para lidiar con problemas de salud de largo plazo.
El objetivo es lograr que los pacientes se ayuden a sí mismos.
Análisis completo
La cama incluirá no sólo un monitor electrónico que mida la presión sanguínea, sino también sensores para evaluar los ritmos cardíaco y respiratorio, y el movimiento corporal mientras el paciente duerme.
Además, la persona podrá vestir un chaleco hecho de tejido de electrodos que proveerá un electrocardiograma completo.
Toda la información será analizada en un PDA y los resultados serán enviados por medio de una línea telefónica o una conexión de banda ancha a los médicos.
El aparato podría incluso ofrecer algunas claves sobre el sueño interrumpido a través de la medición de modelos de las fases del sueño. BBC