Alumnos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en México, crearon una cajeta de zapote, producto que contiene un alto porcentaje de antioxidantes, con lo cual se podrá evitar el envejecimiento celular.
En un comunicado, los estudiantes Ana Belén Flores Reyes, Eduardo Rey García Flores y Edgar Salas Jiménez explicaron que este postre, además de sabroso, contiene antioxidantes e hidratos de carbono como fructuosa y glucosa, así como proteínas de alto valor calórico.


García Flores señaló que decidieron elaborar la cajeta con zapote negro porque este fruto es tradicional en la cultura mexicana y no puede ser consumido ni aprovechado como otros frutos porque su vida postcosecha es muy breve.
“El zapote negro es un fruto cuya cosecha se desperdicia en 50 por ciento, toda vez que madura muy rápido y esa característica impide que sea muy consumido en el país; la creación de esta cajeta permitiría diversificar y fomentar el consumo del fruto”, expuso.
Con el propósito de generar un postre que aporte beneficios a la salud se desarrolló este dulce de cajeta envinada, la cual contribuye a evitar el envejecimiento celular, toda vez que contiene antioxidantes que inhiben los radicales libres que deterioran los tejidos del organismo.
Esta cajeta es elaborada con leche pura de vaca, la cual es sometida a un tratamiento térmico para eliminar los gérmenes que pudiera contener; luego se adiciona azúcar y por último se agrega a la mezcla una bebida fermentada, previamente elaborada con el zapote, que es la que brinda las propiedades antioxidantes al postre.
“La cajeta tiene una caducidad de seis meses, constituye una aportación importante porque es una forma de hacer que llegue a la población este fruto de delicado manejo por sus características naturales”, agregó.
Los pasantes de la carrera de Ingeniería Bioquímica indicaron que el producto fue elaborado conforme a estrictas condiciones de higiene y cuenta con las pruebas microbiológicas y fisicoquímicas que dictan las normas oficiales y no contiene conservadores. El Economista