El jengibre se ha utilizado durante años para tratar diversos trastornos, como la náusea y las inflamaciones.
Pero ahora, científicos estadounidenses sugieren que el tubérculo podría ayudar a combatir el cáncer ovárico.
Los investigadores de la Universidad de Michigan descubrieron que la especia logró matar células cancerígenas.


El estudio también demostró que el jengibre tiene el beneficio adicional de evitar que las células se vuelvan resistentes al tratamiento de quimioterapia.
El anuncio fue hecho durante la conferencia de la Asociación Estadounidense de Investigación de Cáncer.
Tal como dijo a BBC Mundo Nuria Lorite, experta en medicina tradicional china, “el jengibre se ha utilizado durante miles de años como uno de los productos más poderosos para tratar numerosas condiciones”.
En el estudio de laboratorio, los investigadores utilizaron polvo de jengibre, similar al que se vende en las tiendas.
Después de disolver la sustancia en una solución, la aplicaron a células ováricas cancerígenas.
En todas las pruebas que realizaron, se dieron cuenta de que la mezcla provocó la muerte de las células.
Pero según los investigadores, lo que ofrece aún más esperanzas es la forma en que las células murieron. BBC Mundo