El Mediator, del laboratorio francés Servier, fue extraído de la venta en noviembre del pasado año con el argumento de que “tenía una eficacia modesta en el tratamiento de la diabetes” y se sospechaba que causaba “un riesgo para las válvulas cardíacas”.
En Estados Unidos se retiró en 1997, y en España e Italia en 2005.
Es un fármaco cercano en su composición de otro del mismo laboratorio, el Isoméride, que había dejado de comercializarse en Francia en 1997.


La Seguridad Social de Francia reconoció este martes que un medicamento para diabéticos, Mediator, prohibido en noviembre del pasado año, causó unos 500 muertos durante los 33 años que fue comercializado en el país.
La Agencia Francesa de Productos Sanitarios, que adoptó esa conclusión como hipótesis “media” al término de un estudio según el cual otras 3.500 personas tuvieron que ser hospitalizadas a causa de Mediator, va a lanzar una serie de recomendaciones para quienes tomaron el medicamento en los últimos años.
En México, de acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), el Mediator continúa circulando en el mercado nacional debido a que no hay registro de reacciones adversas.
El laboratorio frances comercializó Mediator en 1979 como medicamento contra la diabetes, aunque también se recetó en muchos casos a personas obesas para reducir el apetito.
EFE