Un nuevo instrumento electrónico israelí permite diagnosticar enfermedades en los quince sistemas corporales mediante una revisión que se prolonga durante 20 minutos sin que el paciente deba quitarse la ropa, informa el diario Jerusalem Post.
Se trata de un “lápiz” que opera con un electrodo en un dedo de la mano y otro en un dedo del pie, y que conectado al monitor de una computadora informa al médico, gráficamente, sobre el funcionamiento del sistema circulatorio, el respiratorio, del estado de las defensa del organismo, y acerca de la espina dorsal, entre otros.


El “lápiz” que detecta enfermedades o los síntomas es de pequeñas dimensiones y su aplicación es indolora. El paciente es examinado acostado y vestido.
El equipo, cuyo costo oscila entre 7 mil y 15 mil dólares, fue inventado por el doctor Alex Kanevsky, y puede ser operado por un técnico o una enfermera, pero la interpretación de los gráficos debe ser hecha por un médico previamente adiestrado por la empresa.
El co-fundador de la empresa, Moshé Golán, dijo que este invento, aprobado por el Ministerio de Sanidad de Israel, “integra principios de neurología, reflexología y fisiología patológica”, y se emplea sin peligro de radiaciones en niños y mujeres embarazadas.
Un portavoz de la empresa indicó que el nuevo instrumento, “Medex-Test ya se emplea en hospitales y clínicas privadas, y que el costo del tratamiento es de un equivalente de 70 a 120 dólares.
Según Golán, además de la ventaja de proporcionar un diagnóstico rápido, el equipo ahorrará al paciente los costosos exámenes médicos convencionales para descubrir el motivo de su enfermedad.