El otoño es la época principal para el comienzo del trastorno afectivo estacional (TAE)
El TAE (trastorno afectivo estacional) se profundiza con la llegada del otoño y puede requerir tratamiento.
La organización sin fines de lucro Screening for Mental Health señaló que, sobre todo en esta época del año, muchas personas comienzan a desarrollar los síntomas de TAE, que con frecuencia se atribuye a la falta de luz solar durante los meses más fríos.

Además, las personas tienden a pasar más tiempo en sus hogares en el otoño e invierno, lo que causa menos socialización y aumento del aislamiento. Esto puede empeorar los efectos negativos de los cambios estacionales y aumentar el riesgo de TAE.
“El TAE es un trastorno de salud mental que se diagnostica y que podría requerir tratamiento. Si usted o un ser querido experimenta un cambio negativo en su estado de ánimo que sea significativo y duradero cuando el clima se enfría y disminuye la luz del día, entonces debe hablar con un profesional de la atención de la salud para discutir sus síntomas”, Si usted o un ser querido experimenta un cambio negativo en su estado de ánimo que sea significativo y duradero cuando el clima se enfría y disminuye la luz del día, entonces debe hablar con un profesional de la atención de la salud para discutir sus síntomas”, afirmó en una declaración preparada el Dr. Douglas Jacobs, presidente y CEO de Screening for Mental Health y profesor clínico asociado de psiquiatría de la facultad de medicina de Harvard.
Entre los síntomas del TAE se encuentran:
* Dormir en exceso o sentir fatiga extrema.
* Comer en exceso o aumentar de peso durante el otoño y el invierno.
* Incapacidad para mantener una programación regular de estilo de vida.
* Depresión e irritabilidad.
* Falta de interés en las interacciones sociales y pérdida del interés en las actividades agradables.
* Remisión de los síntomas al llegar la primavera y el verano.
Las personas que tienen casos leves de TAE pueden beneficiarse de una exposición adicional al sol, como realizar largas caminatas o sentarse junto a una ventana durante el día, según los expertos. Las opciones de tratamiento para las personas que tienen casos más graves de TAE incluyen terapia de luz (en que son expuestas a luz muy brillante, usualmente una lámpara fluorescente especial, durante unas horas al día), psicoterapia y antidepresivos. Terra