Científicos españoles parecen estar cada vez más cerca de una de las grandes metas de la ciencia: la forma de retrasar el envejecimiento.
Los investigadores afirman que la melatonina logra retrasar los efectos oxidantes e inflamatorios del envejecimiento.
La melatonina es una hormona que se produce en el cerebro de forma natural en pequeñas cantidades.
Y también se encuentra en varios tipos de alimentos como maíz, avena, cerezas, arroz y vino tinto asi como en pastillas de venta en farmacias que se venden para el jetlag.


“El problema es que el ser humano deja de producir esta sustancia alrededor de los 30 años”, dijo a BBC Ciencia el profesor Darío Acuña Castroviejo, quien coordinó el estudio en el Departamento de Fisiología de la Universidad de Granada.
“Pero descubrimos que una dosis diaria de melatonina a partir de los 40 años no sólo neutraliza los efectos del envejecimiento, sino también incrementa la longevidad” afirma el investigador.
Los expertos advierten sin embargo, que hacen falta más investigaciones que documenten la efectividad y seguridad de este sustancia. BBC