Las personas que llevan un diario de sus hábitos alimentarios adelgazarían con mayor éxito, indicó un estudio publicado el martes.
En una investigación, que incluyó a casi 1.700 adultos con sobrepeso y un programa para adelgazar, un equipo halló que aquellos que llevaban un “diario de comidas” adelgazaban el doble en seis meses que los que no tenían ese registro.

Los resultados, publicados en American Journal of Preventive Medicine, sugieren que a las personas que hacen dieta y agregan algunas herramientas adicionales a su arsenal terapéutico les iría mejor.
“Cuantos más registros se llevan, más peso de pierde”, declaró el doctor Jack Hollis, autor principal del estudio.
“Pareciera que el mero acto de escribir lo que se come, alentaría a las personas a consumir menos calorías”, explicó Hollis, investigador del Centro de Investigación en Salud del Kaiser Permanente, en Portland, Oregon.
Claro que un diario de comidas no es suficiente para ganar esta batalla.
Los hombres y las mujeres en el estudio concurrieron también a sesiones grupales con consejeros especializados en nutrición y comportamiento, que los alentaron a reducir el consumo de calorías, a comer más frutas y verduras y a hacer ejercicio, entre otros hábitos saludables.
Entre esas indicaciones se les pidió a los participantes que llevaran un registro diario de todo lo que comían y bebían, además de la cantidad de minutos de ejercicio.
A los seis meses, el equipo halló que los participantes habían adelgazado 9 kilos en promedio y que la mayoría habían perdido por lo menos 4 kilos.
En general, a los hombres y a las mujeres que llevaron el diario de comidas les fue mejor que a los que no lo hicieron. Y cuanto más ejercicio hacían los participantes, más adelgazaban.
Los diarios de comidas no tienen que ser formales; con sólo realizar una lista de los alimentos que se consumen cada día se puede tomar conciencia de los hábitos y mejorarlos.
FUENTE: American Journal of Preventive Medicine, agosto del 2008
Reuters Health