Las personas que pasan más tiempo bajo el sol durante la infancia tienen un riego menor de desarrollar esclerosis múltiple, según señala un estudio elaborado en Estados Unidos.
Investigadores de la universidad del sur de California sugieren que la radiación ultravioleta ofrece protección contra esta enfermedad mediante la alteración de la respuesta inmune de las células o mediante el aumento de los niveles de vitamina D.


Un estudio previo demostró que la mujeres que tomaron suplementos de vitamina D tenían un 40% menos de posibilidades de sufrir esclerosis múltiple.
Efecto protector
La esclerosis múltiple es una de las enfermedades neurológicas más comunes y afecta alrededor de dos millones de personas en todo el mundo.
En cualquier caso, suele ser más común en latitudes más, en las que generalmente existen niveles más bajos de radiación ultravioleta, el tipo de radiación que produce el sol y que estimula la producción de vitamina D.
Para realizar este estudio, los investigadores examinaron a 79 parejas de gemelos idénticos que tienen el mismo riesgo de sufrir la enfermedad.
Chris Jones, de la Fundación para la Esclerosos Múltiple, afirmó que este estudio confirma investigaciones anteriores que sugerían la relación entre el sol y el desarrollo de la enfermedad.
“Pero los investigadores no están sugiriendo es que la gente se exponga al sol de manera irresponsable, ya que eso les puede causar cáncer de piel”, concluyó Jones. BBC