Un compuesto en los arándanos podría ser bueno para evitar el cáncer intestinal, afirman científicos estadounidenses.
El ingrediente clave, el pterostilbene, es un antioxidante natural y limpia las moléculas altamente reactivas conocidas como radicales libres que pueden desatar el crecimiento de un cáncer.


Ya se han descubierto antioxidantes similares en las uvas y el vino tinto, según el informe presentado a la Sociedad Química de Estados Unidos.
Otros experimentos, también realizados en ratones, indican que el pterostilbene igualmente podría ser bueno para bajar los niveles de colesterol en la sangre.
Los científicos, de la Universidad de Rutgers y del Departamento de Agricultura de EE.UU., aseguran que el compuesto podría ser colocado en una pastilla.
El jefe de los autores del informe, Bandaru Reddy, dijo que las conclusiones del estudio muestran que es necesario incluir más bayas en la dieta, “especialmente arándanos”.
Un grupo de ratas a las que se inyectó un agente que causa el cáncer y luego se les alimentó con pterostilbene tuvieron menos episodios precancerígenos en sus intestinos que otras ratas.
El compuesto de los arándanos también redujo la inflamación y el nivel de división celular en los intestinos, que también son considerados factores de riesgo para el cáncer. BBC