Los humanos adquieren miedos utilizando los mismos circuitos nerviosos, ya sea que ellos mismos hayan experimentado una circunstancia atemorizante o que sólo hayan sido testigos, de acuerdo con un estudio de investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Nueva York.
Se trata del primer trabajo que analiza la base cerebral de los miedos adquiridos indirectamente, a través de la observación de otros. El estudio muestra que la amígdala, crítica para la adquisición y la expresión de los temores por la propia experiencia, también está involucrada en la adquisición y expresión de miedos obtenidos indirectamente. El hallazgo, realizado por Elizabeth Phelps, Andreas Olsson y Katherine Nearing, se publica en la última edición de Social Cognitive and Affective Neuroscience (SCAN).


Investigaciones previas habían mostrado cómo la gente desarrolla miedos después de una experiencia de primera mano -por ejemplo, ser picado por una abeja o quemarse con una olla-. La amígdala cumple un papel preponderante en la adquisición de estos temores, un proceso que se conoce como “condicionamiento”. Sin embargo, no estaba claro si el condicionamiento podía ocurrir indirectamente, ni qué procesos neurales intervenían.
En este trabajo, los sujetos veían un video corto de otro individuo que participaba en un experimento de condicionamiento: recibía choques eléctricos suaves con una escuadra de color. Luego se les pedía a los sujetos que habían visto el video que intervinieran en un experimento similar al que acababan de ver, pero a diferencia de lo que ocurría en el video, nunca recibían los golpes de corriente.
Los resultados mostraron que los participantes exhibían una respuesta de miedo intenso cuando se les presentaba la escuadra que anunciaba los golpes de electricidad en el video, lo que indicó que la respuesta resultaba simplemente de observar la experiencia de otro. Utilizando imágenes cerebrales, los científicos descubrieron que la respuesta de la amígdala era equivalente cuando veían cómo otros recibían el shock y cuando se les presentaba la escuadra. La Nacion