Consumir ácido fólico en determinadas dosis acelera la velocidad de procesamiento de información y la memoria en personas adultas, según una investigación publicada hoy en la revista The Lancet.
Especialistas relacionan los cambios de las funciones cognitivas por la vejez con el riesgo a sufrir demencia durante la tercera edad.
Científicos holandeses concluyeron que ingerir complementos de ácido fólico -o folato- durante tres años continuos mejora el rendimiento mental, en personas de entre 50 y 75 años de edad.


El folato, una vitamina del complejo B, se encuentra en alimentos como los cereales, frutas, algunas verduras y el hígado.
Además, las mujeres embarazadas deben consumirlo para prevenir malformaciones en el feto como la anancefalia y la espina bífida.