El cerebro humano utiliza ciertas sustancia conocidas como precursores y a partir de las mismas manufacturan neurotransmisores, las sustancias con las cuales las células nerviosas se comunican entre sí.
Las neuronas o células nerviosas modifican la estructura de estas sustancias precursoras en una serie de reacciones en la que están involucradas diversas enzimas. Cuando la dieta es deficiente en alguna de estas sustancias el cerebro no puede producir cantidades suficientes del neurotransmisor o los neurotransmisores de los cuales esta sustancia es precursora.


Cuando el balance de neurotransmisores en el cerebro se altera debido a la falta de uno o más de estos, pueden producirse diversos problemas o enfermedades neurológicas y mentales.
Algunas de las sustancias precursoras y los neurotransmisores de las cuales son precursoras son:
Ácido aspártico – el cerebro lo utiliza para producir aspartato – Se encuentra en buenas cantidades en los cacahuates, los huevos, las patatas, los granos y los germinados de semillas.
Colina – utilizada para producir acetilcolina, un neurotransmisor vital en la transmisión de impulsos nerviosos a los músculos. Se encuentra abundantemente en las habichuelas soya, el hígado y los huevos.
Ácido glutámico – utilizado en la producción de glutamato un neurotransmisor que se cree está involucrado en funciones cognitivas tales como la memoria y el aprendizaje. Se encuentra en las harinas y las patatas.
Fenilalanina – utilizada para manufacturar dopamina un neurotransmisor con numerosas funciones entre ellas algunas relacionadas con el control de los movimientos y los estados de vigilia. Se encuentra en buenas cantidades en la carne, los huevos, la remolacha, las habichuelas soya, los granos y las almendras.
Triptófano – El cerebro lo utiliza para producir serotonina un neurotransmisor que juega un papel importante en la regulación de los estados anímicos, el sueño y el apetito, entre otras funciones. El triptófano se encuentra en el banano, la leche integra y descremada, el yogur, el queso, los huevos y la carne.
Tirosina – se utiliza en la producción de noradrenalina, también conocida como norepinefrina, un neurotransmisor involucrado en las funciones relacionadas con la atención. Se encuentra en las carnes, el pescado, la leche, las almendras, el aguacate, el banano y las habas.
Via Salud para ti