La gonorrea o gonococia es una enfermedad de transmisión sexual, infecciosa y contagiosa, causada por una bacteria del grupo gonococo llamada Neisseria gonorrhoeae, que prolifera en tejidos delicados y húmedos y afecta al sistema reproductor femenino y masculino
Esta enfermedad es de las más frecuentes y afecta a muchos jóvenes de ambos sexos, quienes por pena no acuden al doctor lo que ocasiona complicaciones tan severas como la infertilidad.


Si no se atiende oportunamente, la bacteria puede penetrar en el sistema circulatorio y diseminarse por todo el organismo y ocasionar entre otros problemas artritis gonocócica e infecciones en el corazón, el hígado y los riñones.
Se contagia mediante relaciones sexuales orales, anales o vaginales, provocando según el tipo de relación, faringitis en la garganta y proctitis en el recto.
Aunque no existen una prueba sanguínea confiable para la gonorrea, en análisis de sangre para detectar otras enfermedades como sífilis o clamidia es conveniente, dado que muchas veces, estas últimas acompañan a la gonorrea.